Curso de Capacitación en Mediación Penal

“Nueva Gestión del Conflicto Penal”

1. DESTINATARIOS

Profesionales formados en mediación, fiscales, jueces, defensores y profesionales vinculados al campo penal:
Por tratarse de una formación teórico – práctica, destinada a la gestión de conflictos penales, implica un contenido transversal, que como tal, abarca todos  los tipos de cargos, áreas, niveles y modalidades de la Justicia Penal, como así también a los abogados litigantes y mediadores en general.

 

2. PROPUESTA

1- Fundamentación:
El Curso busca ofrecer una perspectiva teórica práctica del Proceso de Mediación Penal y del uso de las herramientas de la Mediación en ese contexto.
La mediación penal ha tenido un gran desarrollo en nuestro país en los últimos años, dando lugar a diferentes enfoques de intervención en distintas provincias.
La Mediación penal es un proceso en el cual el conflicto a mediar reside en un hecho ilícito  que vincula al autor del mismo con la víctima y en el que ambos, con la colaboración de un tercero imparcial, el mediador penal, intentan generar un encuentro para buscar la posibilidad de resolver el conflicto a través de un acuerdo restaurativo.
El conflicto penal surge de una acción o interacción traumática, que involucra a una persona sindicada como responsable de un delito y a la damnificada, que sufre las consecuencias del mismo.
En la Mediación Penal se genera la posibilidad de que ambas partes, con la intervención del mediador, quien previamente ha construido vínculos con el infractor y con la víctima retomen la conducción de su conflicto y puedan construir su propio y mutuo acuerdo, asistidos por ese tercero neutral e imparcial.
La clave de un sistema eficiente de mediación reposa en el encuadre claro de los límites del sistema y el cumplimiento de las reglas procesales de la Mediación Penal, que incluye a las partes y a otras personas significativas enmarcadas en los criterios de imparcialidad, voluntariedad y confidencialidad.
El Sistema de Mediación Penal en el ámbito judicial opera como un “todo en si mismo” y como “parte del Sistema Judicial”. Es complementario, y genera una interacción dinámica entre todos los sujetos  involucrados: víctima, ofensor, jueces, fiscales, defensores, mediadores, etc.

  • Como un “todo en si mismo” establece, a través de la normativa de implementación del Sistema de Mediación y del encuadre de trabajo consensuado con los participantes, su propia estructura de funcionamiento y la forma de comunicación entre sus partes: la víctima e infractor entre sí, la victima y el mediador, el infractor (mayor de edad o menor de edad y sus representantes legales) y el mediador; la víctima e infractor entre sí con la asistencia del mediador.

El proceso de Mediación Penal cuenta con:
-La regla de la voluntariedad y del debido respeto: las que ponen un claro límite a todos los participantes y les permite interactuar con el objetivo de un resultado convergente (sin invasión del espacio del otro); o la opción de retirarse del proceso.
-La regla de la confidencialidad: permite que cada parte en la mediación, pueda expresarse, sin que sus dichos trasciendan, operando como un límite dentro del sistema (Ej. Reunión privada mediador – parte) o fuera de las fronteras del sistema (Ej. La No afectación del principio de inocencia en sede judicial).
-Las reglas de la imparcialidad y el equilibrio de poderes ente las partes:  permite al mediador facilitar la comunicación, evitar alianzas disfuncionales, vincularse operativamente con cada parte sin afectar a la otra, legitimarse en su rol, aplicar su experiencia técnica, etc.  Y a las partes les permite sentirse legitimadas e interactuar  cooperativamente, bajo la dirección del proceso  asistencia en la negociación de alguien confiable.

  • Y Como “parte del Sistema Judicial” se encuentra integrada al mismo y debe implementarse de manera de proteger las fronteras que lo separan del mismo y habilitando una adecuada comunicación entre ambos sistemas.

El resultado deseable en el proceso de Mediación Penal sería un espacio de conversaciones, co-construido por los actores involucrados con la ayuda del mediador, con el objeto de organizar un posible acuerdo restaurativo.
La Mediación Penal como mecanismo alternativo de resolución de conflictos,  en la Justicia  logra dar una respuesta más eficaz y eficiente, solucionando gran cantidad de causas y aumentando la satisfacción y confianza de los justiciables.
La mediación penal constituye un claro ejemplo de lo que alienta y pretende la justicia restaurativa basada en la solución de conflictos, lo que impide una escalada de violencia, restablece la paz y busca sanar las desgarraduras que produce el delito en el entramado social. Propone una formulación alternativa del proceso penal y de la pena, sobre la base del reconocimiento de un papel protagónico de la víctima. Y en el caso concreto de la mediación penal, se trata de que las partes retomen o reasuman el conflicto personalmente, de pleno acuerdo y  ya sin agresión. Las partes  que la aceptan,  deben estar convencidas de efectuar un arreglo, que puede ser meramente resarcitorio o aún ir más allá, formulando explicaciones y acaso, logrando la reconciliación, solicitando u ofreciendo el perdón.  La víctima no necesita sólo dinero, sino fundamentalmente arrepentimiento, reconciliación, satisfacción y el autor del hecho necesita precisamente lo mismo para su resocialización.

2.-Marco Referencial:
El trabajo de capacitación que se propone se enmarca en la concepción de intervención pedagógica del constructivismo. Se trata de una formulación teórica que expresa, una determinada concepción de la intervención pedagógica y que, a su vez, proporciona criterios y pautas para diagnosticar y para actuar en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

2.1- Perspectiva epistemológica: La epistemología se preocupa por conocer que es conocer.
La posición constructivista, expresa que la realidad que creemos conocer no es registro, ni reflejo de lo existente, sino una construcción de nuestro pensamiento por el que organizamos nuestro mundo experiencial y conforme a ello percibimos la realidad y actuamos sobre ella.
En el acto de conocer hay una preponderancia del sujeto cognoscente sobre el conjunto de las realidades que observa y conceptúa.
Por ello, en la presente propuesta de la Mediación Penal como área de estudio, sin duda alguna el conocimiento que se tiene de la realidad depende de cómo es concebida y construida por el observador.
Lo que se recibe se integra a un sistema organizado y en una estructura mental preexistente.

2.2- Perspectiva Psicológica: Se interesa por saber como se adquieren los conocimientos otorgando para ello, una importancia central a la estructura cognitiva del sujeto que aprende.
También  en esta perspectiva, se adhiere al constructivismo, que explica el proceso de enseñanza-aprendizaje, en especial éste último. Esto permite: diagnosticar y planificar los procesos educativos y orientar la forma de llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Este enfoque, tiene como idea central el concebir los procesos cognitivos como construcciones eminentemente activas del sujeto que conoce, en interacción con los condicionamientos de su entorno.
Esto aplicado a la pedagogía, es como un referente que guía la acción, es básicamente una necesidad pedagógica, el conocer los condicionamientos del entorno en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Por último, sintetizamos los aportes de la concepción constructivista en los siguientes puntos:

  • Importancia de los conocimientos previos que tiene el que aprende.
  • Asegurar la construcción de aprendizajes significativos.
  • El alumno es el responsable último e insustituible de su propio proceso de aprendizaje  (que los alumnos aprendan a aprender).
  • El aprendizaje no excluye la necesidad de ayuda externa de parte de los educadores y de otros compañeros.
  • Tener al alumno como centro de la intervención pedagógica.

2.3- Postura pedagógica y didáctica:
El desarrollo de la capacitación pretende que los cursantes aprendan los contenidos teóricos, los vivencien a través del juego de roles y otras intervenciones didácticas, los practiquen en  diversos contextos y aprendan valorando en la práctica. Es decir,  se propondrá en las clases  que los temas a desarrollar contengan contenidos  actitudinales, procedimentales o cognitivos, relacionado con la resolución de conflictos.
En lo actitudinal  se trabajará para demostrar la utilidad de la Mediación Penal, como mecanismo de gestión de conflictos. En cuanto a lo conceptual se  desarrollan los marcos teóricos  correspondientes y en lo relativo a los contenidos procedimentales, se enfrentará a los cursantes a la solución de problemas mediantes las técnicas aprendidas. En esta etapa lo aprendido se transfiere a la realidad. Es decir, se da el “cierre” de los aprendizajes a través de esquemas de síntesis. Al final se hace una retroalimentación a los estudiantes.
También se propiciará, en el contexto de enseñanza – aprendizaje, trabajar desde las experiencias de los alumnos en sus distintas actividades  y disciplinas, para construir a medida la capacitación, en todo cuanto sea posible.

 

3. OBJETIVOS:

  • Conocer la Mediación Penal como forma alternativa en la gestión del Conflicto penal, con sus límites y proyecciones.
  • Capacitar en el marco teórico-práctico del Proceso de Mediación Penal.
  • Identificar el cambio de paradigma de Justicia Retributiva a Justicia Restaurativa.
  • Conocer los conceptos claves en el manejo del proceso de Mediación Penal: Conflicto – Víctima – Infractor – Reparación – Reinserción- Solución de Conflicto.
  • Promover el respeto a las partes (víctima e infractor) evitando  re victimizar tanto como juzgar.
  • Fomentar habilidades competencias, actitudes y valores que integran el rol del mediador penal.
  • Ejercitar de manera práctica el abordaje del proceso de Mediación Penal con casos reales desde su derivación (con todos los formularios, planillas y modelos utilizados en el Proceso).
  • Capacitar en Mediación Penal a profesionales vinculados a áreas del derecho penal.
  • Analizar las diferencias en la práctica de la Mediación Penal, según sea el abordaje con adolescentes o adultos.

4.  CONTENIDOS TEÓRICO – PRÁCTICOS:

Módulo 1. Formación Base en Mediación Penal:

A- Mediación Penal: Antecedentes. Concepto. Objetivos y Principios.
Paradigmas: Justicia Restaurativa Versus Justicia Retributiva.
Principio de Legalidad – Principio de Oportunidad.
Diferencia entre la Mediación penal y otro tipo de intervenciones en el Proceso Penal.
Conceptos Claves en el manejo del Proceso de Mediación Penal.
Conflicto. Tipos de Conflicto. Gestión del Conflicto.

B- Las partes en la Mediación penal:
Víctima, Infractor. Aspectos a considerar. Relación con la Justicia restaurativa.
Reparación del daño – Tipos de Reparación. Reinserción. Implicancia social.
Rol del Mediador Penal.

Módulo 2. Procedimiento de la Mediación Penal:

A- Características del Procedimiento.
Derivación a Mediación Penal ¿Quién? ¿Cómo?  ¿Cuándo? ¿Para qué?
Selección de los casos mediables – Admisión de casos.

B- Etapas de la Mediación Penal: Audiencias Preliminares- Privadas- Conjuntas- Acuerdo-
Seguimiento.
Delitos tratados en Mediación Penal.

Módulo 3. Práctica del abordaje del Proceso de Mediación Penal:

A- Trabajo de Análisis de Casos Reales (Derivación – Encuadre – Procedimiento – Acuerdos-
Informes- Seguimiento). Esto con el material efectivamente usado en el Procedimiento de Mediación Penal, tales como: Fichas – Convenios- Modelos de derivación – Modelos de Acuerdos, de Informes y Seguimientos utilizados.
B- Análisis de Casos Filmados de Mediación penal.
Talleres de Reflexión.
Dramatización de Casos reales

Módulo 4. Trabajo  en la Plataforma Virtual de Redes Alternativas:

Análisis de casos filmados de Mediación penal, vinculados a la teoría a través de foros de debates, los que serán evaluados por el docente como trabajo final de lo aprendido en el curso.

5. METODOLOGÍA DE ABORDAJE

En el planteo de capacitación existen dos aspectos fundamentales:

  • Temático: ¿qué conocimientos son los que se necesitan en esta formación?
  • Metodológico: ¿cómo debe formarse?, ¿a través de qué acciones?, ¿para desarrollar qué capacidades, procesos y actitudes?

Se debe centrar la formación en los problemas reales, porque la comprensión global del fenómeno estudiado y de las necesidades a resolver  será el elemento que jerarquizará  los aspectos particulares. Esto marca la necesidad del aprendizaje a través del estudio de problemas reales como elemento integrador.
Teniendo en cuenta estos conceptos la planificación que se propone es la siguiente:

  • Un dictado intensivo de la capacitación, que conduce a un trato más frecuente con el docente, facilitando la comunicación en el proceso enseñanza – aprendizaje, y mayor comprensión de los temas debido a la mayor concentración de las clases y su prolongación a través de la plataforma virtual.
  • El dictado de clases será distribuido  de la siguiente manera:
    El 50% en clases teóricas –expositivas
    El 50% en clases prácticas

Teniendo en cuenta  que la metodología  ha aplicar debe ser aquella que permita al alumno  emplear  los conocimientos teóricos que reciba, a la solución de problemas concretos. Lo que se propone  es la integración de la teoría  y la práctica. La parte  teórica en lo que hace al ejercicio  profesional solo tiene importancia, si el estudiante, aprende  a aplicarlos.

Por ello se plantea la siguiente metodología de enseñanza:

  • Clases teóricas expositivas:

Las mismas se dictarán  con guías elaboradas por el docente responsable y con material  de libros  que hagan a la comprensión  del tema tratado, esto apoya  la participación del alumno en la clase.
La exposición del docente procurará la efectiva participación de los alumnos, lo que permitirá apreciar el grado de captación y comprensión de los mismos, y con ello la adecuación de la enseñanza  teniendo al alumno como centro, y como objetivo su real aprendizaje.

  • Clases Prácticas:

Las clases  prácticas se desarrollarán acordes con el esquema teórico planteado, se engloban en este punto las clases prácticas durante el cursado, como así también las prácticas que se dicten a  través  del trabajo en la plataforma virtual.
La propuesta implica una metodología que permite un mayor acercamiento a la realidad del trabajo  profesional. Permite el estudio de los problemas profesionales en todas sus variables, favoreciendo la interdisciplina. Para ello, se agrupa el conocimiento en función de los problemas de la profesión.

El criterio seguido para ello es el de que el alumno aprende haciendo.
Por lo  tanto, en la capacitación, solamente se podría decir que se ha aprendido, si después de la misma, el alumno  es capaz de resolver un problema que antes no podía solucionar. En ese caso habrá adquirido una capacidad operativa que no tenía y se habrá cumplido con el objetivo.
La orientación  del curso es enseñar teniendo en cuenta como procede el profesional en esta disciplina. El concepto es  que: “Se aprende a ser mediador penal actuando como tal” con lo cual se define la acción metodológica de las actividades que se desarrollan en el curso teniendo en cuenta la problemática que enfrentará en la profesión.

 

6. DINÁMICAS Y ESTRATEGIAS

Módulos Presenciales:

  • Construcción grupal de  conceptos
  • Juego de roles
  • Devolución y debate grupal
  • Desarrollo teórico a partir de los aportes del debate
  • Exhibición de videos de Mediación Penal
  • Debate grupal
  • Desarrollo teórico a partir de los aportes del debate
  • Juego de torbellino de ideas con la “pregunta de replanteo”
  • Trabajo de casos de Mediación Penal


Módulo Virtual (“on line”):

1- Observación de 1º video Mediación Penal.
Debate en Foro virtual con tutoría docente

2- Observación de 2º video Mediación Penal
Debate en Foro virtual con tutoría docente

 

7. RECURSOS DIDÁCTICOS

En módulos presenciales:

Multimedia
Equipo de audio
Micrófono inalámbrico
Pizarrón digital
Puntero digital
Papelógrafo
Videos didácticos específicos

En módulos “on line”:
Plataforma virtual con:

  • Foros de debate
  • Área de biblioteca digital
  • Chat
  • Pagina individual por alumno
  • Posibilidad de subir material escrito Imágenes o filmaciones
  • Videos didácticos específicos

8. MODALIDAD DEL CURSO – CARGA HORARIA:

La modalidad será semipresencial, con una duración total de 30 horas distribuidas de la siguiente forma:
20 horas presenciales
10 horas no presenciales

La plataforma virtual permite a los alumnos abrir su propia página con posibilidades de enviar mensajes, subir información escrita y audiovisual, publicar blogs, comunicarse a través de chat.
También permite conformar un grupo independiente de alumnos para un desarrollo grupal  con posibilidades de enviar mensajes, subir información escrita y audiovisual, publicar blogs, comunicarse a través de chat y se conforman foros interactivos con cada unidad de análisis.

Cupo de los Cursos:
Los cursos no podrán superar los 45 alumnos, a los efectos de que el tamaño de los grupos de participantes permitan a los equipos docentes atención y seguimiento personalizado.

9. EVALUACIÓN DEL PROCESO DE CAPACITACIÓN:

La evaluación del proceso de capacitación se divide en:

  • Evaluación continua del aprendizaje individual, durante el cursado, según su participación, la que  permite verificar el logro de los objetivos propuestos y retroalimentar el proceso trabajando sobre los aspectos y competencias a fortalecer.
  • En el trabajo en foros, en la plataforma virtual de Redes Alternativas, el alumno será evaluado y se trabajará con él, respecto a aspectos de su observación de videos pedagógicos y su articulación con la teoría.
  • El alumno al finalizar su formación deberá desarrollar un trabajo final, conforme una guía de estudio, el que será evaluado con una nota máxima de 100/100.

Los alumnos serán informados respecto a sus evaluaciones en clase y en foro durante la interacción con el docente y en el trabajo final a través de la publicación de las notas subida a la plataforma virtual

10. BIBLIOGRAFIA

La bibliografía será distribuida en el curso o subida a la página de Redes Alternativas para su consulta y lectura. También los videos de mediación penal que se usaran en la capacitación.

  • Highton, E. I.,  Álvarez, G. S. y Gregorio C.G. (1.998). en  “Resolución Alternativa de Conflictos y Sistema Penal – La Mediación Penal y los programas víctima-victimario” ed. Ad hoc- Capítulos: II, III IV, V y VI
  • Domingo V. (2012) Conclusiones del II Congreso Internacional sobre justicia restaurativa y mediación penal: origen y beneficios reales y potenciales. Recuperado http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4063074.pdf.
  • Del Val Teresa, M. (2009). Mediación en Materia Penal. Buenos Aires Editorial Universidad – Parte Primera  pág. 44 a 82.
  • Neuman, E. (2005). Mediación Penal. (2°ed.). Buenos Aires. Editorial Universidad- Capítulos: VI y VII.
  • Nordenstahl, U.C.E. (2010). Mediación Penal. De la Práctica a la teoría. Buenos Aires Librería-Editorial Histórica Emilio Perrot 2º Edición – Capítulos: II, III y IV.
  • Prunotto Laborde, A. (2006). Mediación Penal. Rosario-Editorial Juris – Capítulo 2 y 8.
  • Lorences, V. H. (2012). La revalorización de los derechos de la víctima. La aplicación de fórmulas de justicia restaurativa en todas las etapas del proceso penal. Buenos Aires.  Edit. Zavalia – Capítulo 4.
  • Aréchaga,P.,Brandoni,F. y Risolía M.(comps.)(2005). Sobre el proceso de mediación, los conflictos y la mediación penal. La trama de papel. Buenos Aire. Editorial Galerna  -Parte II pág. 157 a 208.
  • Guías de Observación y  Apuntes de estudio realizados  por Redes Alternativas.

Inscripción Online

Ahora usted puede inscribirse de forma online.

Inscribirme