Fuente Diario El Litoral

La mesa interpoderes está adecuando el proyecto para que se ajuste a las normativas vigentes, previendo posibles modificaciones que se presenten en el sistema penal juvenil a nivel nacional. También se buscará darle más participación al Copnaf.

La mesa interpoderes conformada para elaborar el protocolo de Mediación Penal Juvenil se encuentra ajustando los cambios sugeridos por Unicef, de manera de que la propuesta para solucionar conflictos entre menores de edad pueda tener la aprobación de la Justicia y del Ejecutivo. Las modificaciones apuntan a que el proyecto se ajuste a la ley penal vigente, y sus posibles cambios, y que también haya mayor participación de entidades de la niñez.

En el marco de un proyecto impulsado por Unicef, referentes judiciales, de la salud y de la educación en la provincia, trabajaron durante unos tres meses el año pasado para redactar un protocolo de “Mediación Penal Juvenil”. El proyecto consiste en la posibilidad de implementar prácticas y mecanismos  que permitan la resolución de conflictos legales entre adolescentes, y a fines de 2017 el Superior Tribunal de Justicia (STJ) se había comprometido a darle vía libre.
De igual manera, a principios de este año Unicef pidió a la mesa interpoderes que realice cambios al protocolo confeccionado, para que pueda ajustarse a la ley provincial; y que también tenga en cuenta posibles modificaciones que pudiera llegar a tener el sistema penal juvenil en el país, sobre todo después de que en Nación hayan anunciado que se estaba trabajando en un proyecto para tales fines. En este sentido, el viernes pasado hubo una nueva reunión entre los actores involucrados, a la espera de que en esta semana lleguen autoridades nacionales de Unicef.
Según comentó a El Litoral el secretario coordinador de la mesa interpoderes, Edgardo Frutos, los puntos que se están adecuando no son muchos, y a grandes rasgos la intención es que el protocolo “concilie” con “la ley provincial que supedita al sistema penal vigente, previendo una eventual reforma al sistema penal juvenil”. Además de esto, el también secretario del Juzgado de Menores N° 2 especificó que se busca “darle más participación al Copnaf (Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia)”.

Ultimando detalles
Este viernes se sumarán autoridades de Unicef a la mesa interpoderes, para tomar conocimiento de los cambios realizados al proyecto del protocolo de mediación juvenil. A su vez, habrá una presentación formal ante funcionarios del Ministerio de Seguridad, de manera de contar también con el aval del Poder Ejecutivo.
“La idea es que luego de las correcciones salga la acordada del Superior Tribunal de Justicia, y que también tengamos el apoyo del Poder Ejecutivo mediante un decreto”, señaló a este medio la presidenta del Copnaf, Patricia Nazer. “Es importante contar con el aval de ambos poderes, ya que se trata de un modelo de mediación que va a ser el primero y único en el país, y que servirá como piloto para implementarlo en otras provincias”, agregó la funcionaria.
El proyecto
El protocolo consiste en la convocatoria a una mediación que alcance a todos aquellos menores punibles, mayores de 16 años, en delitos dolosos y culposos en los que puedan verse involucrados. “Es un proceso ambicioso porque no solamente tiene en cuenta al menor en conflicto con la ley, sino también a la víctima, que es relegada hasta hoy en todo proceso penal”, había señalado a este matutino, el día de la presentación en el STJ, la jueza de Menores N° 3, Pierina Ramírez. La magistrada puntualizó que el objetivo es “que entre los dos puedan componer una solución pacífica a un conflicto, en un proceso que va a ser voluntario y no obligatorio para la víctima”; y remarcó que se trata de un proceso de mediación “donde va a estar la víctima, el victimario acompañado por sus padres y el asesor de menores que lo va a representar, en una mesa donde el mediador va a tratar de llevar ese conflicto a través de un acuerdo”.